NOVEDADES

Mujeres creciendo

Mediapila tiene ya 11 años. En este tiempo hemos atravesado diferentes circunstancias, distintos equipos de trabajo y proyectos. Durante los últimos años, realizamos un trabajo de introspección muy fuerte que nos permitió preguntarnos y re preguntarnos muchas cosas. Hoy en día nos encontramos con una identidad institucional consolidada, firme, que se fue construyendo a partir del encuentro con las mujeres a las que Mediapila acompaña, del espíritu con el que se suma cada voluntario y amigo, y de esa energía invisible pero enorme que atraviesa a la fundación en todos sus espacios y actividades.

Esta identidad tiene que ser contada y verse reflejada en toda la comunicación de la organización, porque entendemos que cada vez que transmitimos qué es Mediapila, transmitimos nuestra visión sobre el mundo que queremos construir.  Por eso, nos esforzamos por encontrar una imagen, conceptos que resuman lo que es Mediapila: crecimiento, voluntad, empatía y alegría.

¿Por qué ‘mujeres creciendo’?

Simplemente porque es lo que sucede en Mediapila. Las mujeres que llegan a la fundación crecen, se transforman, se desafían, rompen sus límites para tomar nuevas oportunidades. Decir que una mujer ‘está creciendo’ quiere decir que está tomando confianza en ella misma, que se está conociendo y que está empezando a respetar sus deseos y necesidades.

Ellas crecen, desarrollan nuevas habilidades técnicas, suman herramientas que les permite insertarse en el mundo laboral de manera digna. Crecen, en el encuentro con otras mujeres, compartiendo historias y experiencias de vida, haciendo de la diversidad una virtud y de cada nuevo vínculo una red de oportunidades. Sin lugar a dudas, las mujeres que vienen a Mediapila son "Mujeres creciendo".